Internacional/Mundo

El Gobierno colombiano llega a un acuerdo para poner fin a una oleada de protestas indígenas

0

Las autoridades se comprometen a incrementar la inversión y los nativos levantan los cortes de la carretera Panamericana

El Gobierno colombiano y las comunidades indígenas del departamento del Cauca alcanzaron la madrugada de este sábado un acuerdo para poner fin a las protestas que desde hace semanas bloquean la carretera Panamericana y mantienen aislado el suroeste del país. Las autoridades se comprometieron a redirigir parte de la inversión contemplada en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), que marca los objetivos del período presidencial. Los nativos demandaban un mayor presupuesto, que ya superaba los 3.000 millones de dólares. Finalmente, recibirán un 17,5 % del incremento que pedían, es decir, unos 250 millones más.

“Se logró una concertación de unas inversiones que ya estaban previstas y calculadas dentro del PND y que van orientadas principalmente a los temas de educación, salud, vivienda, mejoramiento de vivienda rural y a toda la parte de productividad”, señaló la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez. “El énfasis está en la materia social”, aseguró. La delegación enviada por el mandatario, Iván Duque, logró desactivar una oleada de movilizaciones de que habían generado una grave crisis. Desde que se iniciara la minga -así se llama esta modalidad de protesta, en referencia a una palabra en lengua quechua que designa una antigua forma de trabajo comunitario- fallecieron al menos nueve personas y hubo decenas de heridos. 

“Lamentamos muchísimo la situación de las personas que terminaron perjudicadas por estos bloqueos, por las víctimas que se dieron en medio de esta protesta”, añadió Gutiérrez. “El Gobierno ha mantenido su posición frente al llamado que se ha hecho a todas las organizaciones sociales del país, que la protesta debe estar enmarcada dentro del respeto de los derechos para los terceros que no están involucrado”. Por esta razón, Duque no había acudido todavía a reunirse con los representantes indígenas, con quienes también tuvieron que negociar sus antecesores Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe.

La condición del presidente era que acabaran primero los cortes de la Panamericana, que provocaron una seria crisis de abastecimiento en el sur de Colombia. “Bloquear las vías es un mecanismo de hecho innecesario que afecta a los demás; no se puede acudir a las vías de hecho para poder reivindicar derechos, porque eso significa que los derechos de unos están por encima de los demás”, había advertido. Este sábado celebró a través de Twitter el pacto alcanzado. “Hemos llegado a acuerdo responsable, cumplible, dentro de las realidades fiscales con la minga indígena del Cauca. A partir de hoy se inicia desbloqueo de vía Panamericana que afectó a miles de personas en la región. El Gobierno presentará medidas para mitigar daños económicos”, prometió.

El Consejo Regional Indígena del Cauca, principal promotor de las protestas, había mantenido hasta ayer una posición muy dura frente al Gobierno. Sus portavoces rechazaron también las acusaciones de la Fiscalía, que sostenía que en sus filas se habían infiltrado guerrilleros disidentes de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional (ELN). La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, había llegado a especular con una supuesta intervención en la protesta del régimen Nicolás Maduro, radicalmente enfrentado al Gobierno de Duque.

Netanyahu promete anexionar parte de Cisjordania si es reelegido

Previous article

Guaidó confía en el descontento de la población para mantener la presión sobre Maduro

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *