España

Casado se siente «víctima» de noticias falsas en pleno revuelo por su ley de maternidad

0

El líder del PP niega haber propuesto «blindar» a inmigrantes que den a sus hijos en adopción y asegura que sólo quiere garantizar a esas madres la confidencialidad de sus datos

La ley de apoyo a la maternidad, una de las principales promesas que el PP plasmará en su programa electoral, ha acabado levantando una controversia política y social en las últimas horas. y niega que su partido haya propuesto «blindar» a la inmigrantes embarazadas que decidan entregar a sus hijosen adopción. Lo que los populares garantizarán a esas madres, ha matizado, es la «confidencialidad» de sus datos estén o no «regularizadas».

La dirección nacional del PP se remite a una campaña informativa de la Comunidad de Madrid dirigida a población en situación de riesgo social: a «madres inmigrantes» o mujeres que sufren «marginación, pobreza extrema, desempleo, problemas de salud mental, discapacidades o conflictividad familiar». El Gobierno autonómico pretendía dejar claro que «la entrega del bebé no tiene consecuencias legales ni administrativas». » si la persona no tiene papeles.

Ahora el PP pretende trasladar a su ley de maternidad este protocolo. En realidad, fuentes del partido reconocen que , que legislar no sería necesario, pero reivindican esta medida como una manera de «dar tranquilidad» a las mujeres embarazadas que resuelvan dar a su hijo en adopción y prevenir «posibles abandonos de bebés en la calle». «¿Prefieres no evitarlo?», ha preguntado la vicesecretaria de Política Social de los populares, Cuca Gamarra, en Twitter a la dirigente socialista Adriana Lastra.

Esta medida forma parte del protocolo contra el abandono de bebés en Madrid. En Madrid, entre 30-40 niños no son abandonados y se entregan en adopción con esta medida. Lamentablemente, muchos todavía aparecen en contenedores, eso es lo indigno y cruel. ¿Prefieres no evitarlo? https://t.co/bi4ll8NJxO

— Cuca Gamarra (@cucagamarra) 13 de marzo de 2019

Según Casado, en la Comunidad de Madrid se entregaron el año pasado 324 recién nacidos. «Parece bastante sensato decir que esos programas sean aplicados a las mujeres que aún no tienen sus papeles en regla», ha defendido sin entrar a valorar si hasta ahora ya era así.

La polémica surgió ayer a última hora. Según Newtral, plataforma dedicada a la verificación de datos, fuentes oficiales del PP confirmaron que «dar a un hijo en adopción es una causa para evitar la expulsión inmediata de una mujer inmigrante en situación irregular». Horas más tarde, sin embargo, desde Génova descartaban que esa fuera la intención del partido y se ceñían a la garantía de confidencialidad. Este jueves, los populares han cerrado filas en torno a esta última idea.

«Campaña sistemática»

Pablo Casado, sin embargo, que descarta que el revuelo haya derivado en una rectificación del PP, no ve en la controversia un hecho aislado o un problema en la comunicación de una propuesta. «Es que entramos en una campaña sistemática que han sufrido siempre los compañeros de mi partido. Es de libro», ha reprochado desde Valladolid, donde ha recibido el premio al mejor comunicador de la Universidad Miguel de Cervantes.

El líder de los populares señala que se le ha llamado «facha», «extremista religioso», «machista» y «racista». «Llegaremos probablemente a la homofobia -se ha defendido- porque es el manual del mal candidato de izquierdas para intentar tildar a su adversario de lo que no es». Según sus palabras, él «nunca caería en algo tan soez» como «intentar mentir» sobre el rival.

Fuentes de su entorno, sostienen desde hace tiempo que se pone más lupa en su discurso que en el del resto de adversarios en busca de imprecisiones o datos erróneos. Casado va más allá. Tacha también de «fake news» las informaciones que cuestionaron su formación académica. Las sitúa en el proceso de primarias del PP en julio, aunque todo comenzó meses antes. Fue en abril cuando citó en la sede de Génova a la prensa para aclarar su situación.

También cree que se tergiversaron sus declaraciones sobre el aborto, un asunto que genera un gran debate interno en su partido, tras una entrevista en la agencia EFE. «Si queremos financiar las pensiones debemos pensar en cómo tener más niños, no es abortar», se publicó. Pero Casado argumenta que solo se refería a dejar de hablar de la interrupción voluntaria del embarazo y estudiar «cómo financiar el estado del bienestar». En este sentido, reclama «responsabilidad» no solo a la oposición, sino a los medios de comunicación.

Más información


  • La desinformación como amenaza electoral en la campaña del 28A

  • El PP propone no expulsar a mujeres migrantes durante la adopción de su bebé

El «José Luis» Trapero más humilde aparece en el Supremo

Previous article

El Parlamento aprueba aplazar el Brexit y rechaza otro referéndum

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in España